Casa Rural Hidalgo

From the Blog

Lagunas de Ruidera

El parque está dividido entre las provincias de Ciudad Real y Albacete.

Naturaleza viva.

Quizás las más famosas de Castilla-La Mancha. Es, además de zona recreativa, un Parque Natural exquisito. Comparte territorio con Ruidera (Ciudad Real) y Ossa de Montiel (Albacete). El Parque conecta 15 lagunas a través de pequeños saltos de agua y de túneles naturales. La zona de baño más conocida es la “Plaza de Toros”, en una poza de la Laguna Colgada. Hay otras zonas de baño en las lagunas de la Redondilla, Santo Morcillo, la Tomilla, la Salvadora y San Pedra). El Parque Natural de las Lagunas de Ruidera está considerado uno de los espacios naturales húmedos más interesantes y bellos de la Península, se caracteriza por las caídas de agua que engarzan unas lagunas con otras. Éstas son el drenaje natural de una buena parte del acuífero del Campo de Montiel. La extensión de cada una de las lagunas es pequeña, salvo alguna excepción como la laguna de San Pedro, La Colgada o la del Rey y su profundidad es variable en función de la climatología. El Parque Natural se ubica en el Alto Valle del Río Guadiana y sirve de límite provincial a Ciudad Real y Albacete. En una superficie de 4000 hectáreas se reparten 16 lagunas que escalonadamente forman saltos de agua y torrentes que van desde los primeros manantiales que emanan en la laguna Blanca hasta llegar a las lagunas bajas y el Pantano de Peñarroya.

Conviene llevar unos prismáticos sencillos, de 7x u 8x, para observar las especies animales.

Las lagunas son el drenaje natural de una buena parte del acuífero del campo de Montiel. El bicarbonato cálcico presente en las aguas de infiltración subterránea del acuífero forma precipitados de caliza (denominados tobas) cuando las aguas afloran en las lagunas. Se forman así las cascadas que separan unas lagunas de otras y que dan a este paraje las espectaculares caídas de agua que unen unas lagunas con otras a lo largo de 25 kilómetros. El desnivel existente entre la primera laguna, denominada La Blanca, y la última, La Cenagosa, es de 120 metros. La extensión de las lagunas es pequeña, salvo alguna excepción (lagunas San Pedro, Colgada y del Rey) y su profundidad es variable en función de la climatología, llegando incluso a secarse en las estaciones secas.

El clima es de tipo mediterráneo con sus habituales periodos de sequía estival. La zona registra una temperatura media anual cercana a los 14 grados, siendo el mes de julio el más cálido (24-26,6 grados) y el más frío, enero (4,5 – 5,7 grados). Las precipitaciones, escasas, se concentran en primavera y en invierno.

Have your say